Las emociones, esas grandes condicionantes de nuestra conducta, pueden influenciar nuestra vida en multitud de sentidos. El conocimiento, comprensión y manejo de las emociones son básicos para que nuestros hijos se desenvuelvan adecuadamente en sociedad. Los padres vamos a ser los principales agentes en ese aprendizaje.

Detrás de todo niño dificil, hay una emoción que no sabe expresar.