Familias

A lo largo de nuestra vida vamos formando parte de distintos grupos. Ya sea en el colegio, con los amigos de juegos, en la universidad o en el trabajo. De una u otra forma pertenecemos a grupos y la familia no deja de ser uno de ellos.

terapia-psicologica-para-familias

¿Puede una familia entera necesitar un psicólogo?

Cada miembro de una familia es un ser individual que tiene que convivir con los demás individuos con todo lo que ello conlleva. No siempre resulta fácil encajar todas las piezas y que todos acepten, respeten y cumplan las normas familiares. Hay infinitas situaciones que pueden desembocar en discusiones, peleas y malas relaciones.

«El vínculo que te une a tu familia no es la sangre, sino el del respeto y el cariño que sientes por sus vidas y ellos por la tuya.»
¿Tiene que ir toda la familia a terapia?

El psicólogo evaluará el recurso más conveniente al que acudir en función de la problemática que exista y de los focos de trabajo urgente. Puede requerir de terapia familiar, terapia de pareja o individual. No es incompatible que una persona reciba apoyo individual y también grupal, ya que ambos trabajos se complementan.

Si, tras la evaluación psicológica, se conviene la necesidad de una terapia familiar hemos de valorar las ventajas de este formato. Muchas veces las familias se enredan en culpas, en rencores o en que son las personas individuales las que tienen que hacer esfuerzos para que la convivencia mejore. Pero no son conscientes de que el problema es mucho más global: de comunicación o de los roles que desempeña cada uno.

En muchas ocasiones, tomar conciencia de esta realidad ya genera cambios en uno de los miembros de la familia que, a su vez, provoca cambios en los demás o en la estructura familiar completa.

¿En qué puede ayudarnos la terapia familiar?

En la terapia se trata de entender qué lugar tiene cada uno en la familia y cómo se siente cada individuo ocupando ese lugar. Comunicarse con respeto y de manera asertiva es una de las dificultades que suelen aparecer con mayor frecuencia cuando se presentan los conflictos familiares.

La terapia familiar es muy frecuente cuando uno de los miembros tiene una enfermedad física o mental grave o se producen situaciones de abuso de drogas, maltrato o abandono.

El proceso terapéutico para familias

Acudir a terapia ayuda a las familias a poder relacionarse de una forma sana respetando a cada uno de los miembros, compartiendo el entorno común y resolviendo los conflictos que puedan darse de una manera adecuada y constructiva.

969FansMe gusta
1,342SeguidoresSeguir
1,751SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
Consulta con nuestros psicólogos