Parejas

Las relaciones de pareja suponen infinitos retos que muchas veces se nos hacen difíciles de gestionar. Si nos cuesta sentirnos equilibrados en ocasiones, entender las cosas que hacemos o nuestras necesidades, conjugar eso con las inquietudes y la historia de otra persona parece a priori una ardua tarea.

Motivos por lo que acudir a terapia de pareja

Las consultas por problemas de pareja, ya sean rupturas, superar conflictos o tratar de adaptarse al otro, son cada vez más frecuentes. En estos momentos donde la inmediatez y las tecnologías ponen en jaque la fortaleza de los vínculos que establecemos, el sufrimiento más que disminuir parece que se ha potenciado. Somos seres sociables a los que nos gusta compartir y vincularnos, pero cada vez parece ser más difícil.

Motivos por los que acudir a terapia de pareja

Como pareja es normal vivir etapas mejores o peores, son muchas las ocasiones en que sentimos que nuestra relación no va bien y no queremos dejar que la situación empeore.

Los motivos por los que consultar con un profesional son infinitos pero destacan:

  • Problemas sexuales
  • Infidelidad
  • Desacuerdo en cuestiones vitales: hijos, vivienda, familia política…
  • Distanciamiento emocional
  • Agresividad o indiferencia en la pareja
  • Dificultades relacionadas con cambios: trabajos a distancia, tener hijos, hijos adolescentes, enfermedades de uno de los miembros de la pareja, etc.

En ocasiones las parejas acuden en pleno proceso de separación o divorcio, cuando tienen hijos en común, para gestionar la situación de la mejor manera posible de cara a los niños.

Es difícil asumir que alguien a quién hemos amado tanto pueda hacernos sentir tanto daño. Muchas veces queremos intentar lo que sea para recuperar aquella pareja feliz que fuimos.
¿Me conviene terapia de pareja o terapia individual?

A priori no es una pregunta a la que se pueda responder sin más. Son muchas las situaciones en las que se puede necesitar contar con la ayuda de un profesional. Sin embargo, será el psicólogo quién evalúe la situación y recomiende el tipo de terapia que más se ajusta a las necesidades de cada persona o pareja.

Muchas veces es difícil distinguir si lo que nos pasa es un problema de la pareja como tal o de uno de los dos pero está afectando a la estabilidad de la pareja. Además, es necesario que ambos miembros quieran acudir al psicólogo y trabajar para cambiar su situación.

Es importante tener en cuenta que acudir a terapia de pareja no es incompatible con la terapia individual que cada uno pueda tener. Pero sí es fundamental que el psicólogo que se encargue del tratamiento de la pareja no sea a su vez el que realice la terapia de uno de sus miembros de forma individual.

El proceso terapéutico para parejas

La terapia psicológica para parejas tiene unas características y principios que difieren de un tratamiento al uso. Lo primero y fundamental es que el foco de intervención se centra en la pareja en sí, el psicólogo debe mantenerse siempre imparcial y no entrará a valorar quién tiene razón en los conflictos que se plantean.

Para profundizar sobre cómo es una terapia de pareja, cómo funciona el tratamiento y lo que debes tener en cuenta para valorar iniciar este proceso de cambio con tu pareja, pincha aquí.

984FansMe gusta
1,390SeguidoresSeguir
1,842SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
Consulta con la experta en parejas