Psicología infantil

Psicología infantil - EnMente PsicólogosLos niños sufren infinidad de cambios durante su desarrollo. El proceso de crecimiento está marcado por hitos a nivel de comportamiento, de personalidad, de autoestima o inteligencia. Su evolución y desarrollo psicológico es casi más impresionante que la velocidad a la que crecen.

Como padres nos enfrentamos a constantes retos que tienen que ver con nuestros hijos; muchas veces no estamos seguros de si debemos o no preocuparnos, de si ya deberían haber alcanzado cierto desarrollo o si se les debería haber pasado esta etapa. ¿A qué edad debería dejar de hacerse pis encima? ¿Cuándo tendría que empezar a dormir solo/a? ¿Son normales tantas rabietas?

La psicología infantil engloba todos los problemas que pueden surgir durante la niñez y la adolescencia, desde los trastornos de conducta hasta el acoso escolar, la ansiedad infantil, los trastornos de lenguaje o la hiperactividad.

Los psicólogos infantiles de EnMente realizan un abordaje integral de los problemas, ya sean escolares, familiares y del desarrollo.
¿Cuándo se recomienda consultar a un psicólogo infantil?

La respuesta más sencilla a esta pregunta es: si estás preocupado por tu hijo/a.

Los niños experimentan una gran cantidad de cambios durante el crecimiento, por una lado las transformaciones físicas propias de la edad, los hitos de desarrollo que deben ir alcanzando (empezar a andar, hablar, comer solo, etc.) y por otro lado, los cambios a nivel cognitivo y social (aprender a pronunciar, formar frases, relacionarse con compañeros, que aparezca el juego simbólico, etc.). Como padres, recibimos mucha información de otros padres o de libros especializados sobre cómo ha de ser el desarrollo de los niños y a qué edad concreta ha de empezar a hablar, jugar con otros niños, retirar el pañal, etc. Para muchos padres esto implica una gran angustia si su hijo se retrasa. Es, una vez escolarizado cuando se ha de valorar, por comparación con sus compañeros, cómo va su desarrollo.

Cada niño/a tiene unos tiempos de desarrollo propios. No te fíes de edades concretas a las que tu hijo debería haber conseguido ciertos aprendizajes. Consulta con un profesional si no estás seguro/a de si ciertos retrasos en el desarrollo son normales o preocupantes.

Los principales motivos de consulta tienen que ver con no alzancar hitos de desarrollo en los tiempos aproximados necesarios (enúresis, problemas motores o en el lenguaje), con problemas de comunicación, adaptación al medio escolar, socialización con personas de su edad, rabietas persistentes, una relación extraña con la comida, problemas de sueño, terrores nocturnos, miedos incapacitantes, etc.

Cualquier situación que tenga que ver con tu hijo/a que, por su intensidad o por su repetición en el tiempo, te provoque preocupación es susceptible de convertirse en consulta. La psicóloga infantil de EnMente resolverá tus dudas, calmará tu angustia y valorará si lo que ocurre pasará con el tiempo o requiere de intervención.

Psicóloga infantil EnMente psicólogos

¿Cómo le explico a mi hijo que vamos a ir a un psicólogo?

Existe una norma básica generalizada a la que muchas veces no se le da suficiente importancia: hemos de tratar de no mentir a nuestros hijos. Podemos hablar con ellos de practicamente cualquier tema siempre y cuando adecuemos la información y nuestra forma de expresarnos a su edad y capacidad de entendimiento.

Por ello, nuestra opinión profesional os invita a ser sinceros con vuestros hijos y que sepan a lo que vienen. Dependiendo de la edad se puede hablar del psicólogo como una persona a la que vamos a ir para que nos ayude con este problema o con tal cosa que preocupa mucho a papá/mamá. También como un médico al que le puedes contar tus cosas o que nos va a ayudar para sentirnos mejor. O como una especie de profesora con la que vamos a aprender sobre el problema que nos preocupa.

Hemos de evitar decir que vamos a ver a una amiga de papá/mamá o cualquier otra opción que no se acerque a la verdad. Una de las bases del funcionamiento de la terapia tiene que ver con el buen vínculo que se forme entre su hijo y la psicóloga. Esa relación se ve comprometida si presentamos a la profesional como amiga de los padres.

¿Qué problemas aborda un psicólogo infantil?

Muchos adultos piensan que es imposible que un niño pueda necesitar un psicólogo, que los problemas que tienen no son tan importantes o angustiantes como para buscar ayuda. Se acogen a la idea de que «son cosas de la edad que pasarán con el tiempo.» Sin embargo, nuestros hijos tienen que hacer su proceso de darle sentido al mundo y a las cosas que les ocurren, y pueden sentirse demasiado entristecidos cuando les pasan cosas negativas, muy frustrados si no entienden lo que les rodea o asustados ante la incertidumbre. Estas emociones en sí mismas no son negativas ni son motivo de consulta, pero si no sabe manejarlas pueden empezar a afectarle en el colegio, a las relaciones con los demás o incluso, a nivel de desarrollo, a cómo se configura su forma de comprender el mundo.

Solemos subestimar las preocupaciones o rabietas de los hijos. Además ocurre que los niños no expresan su tristeza o frustración igual que los adultos. Por ello es muy importante no tener reparos en consultar nuestras preocupaciones y que sea el profesional el que nos oriente y haga una valoración sobre lo que le está sucediendo a vuestro hijo.

¿Cómo es una terapia psicológica con niños?

Toda terapia se basa en la comunicación, en que la persona que consulta consiga expresarse para poder pensar o trabajar sobre lo que le preocupa. En una consulta con adultos esto se hace por medio de la palabra. Sin embargo, con niños utilizamos sus formas de comunicación: por medio de juegos, dibujos y actividades, la psicóloga infantil podrá saber qué le ocurre a tu hijo y ofrecerle ayuda.

Este tratamiento tienen tres pilares fundamentales que deben trabajar unidos: el hijo/a, los padres o tutores y la psicóloga. Habrá sesiones donde solo estarán los padres, otras solo con el menor y pueden darse sesiones conjuntas si fuera necesario.

Como padres, estaréis en contacto directo con la psicóloga que os irá informando del proceso, avances y pequeñas modificaciones que se deben ir realizando. Los cambios deben trabajarse a nivel global: en la consulta, en casa y, a ser posible, en el centro educativo. Por eso, la filosofía de EnMente incluye ponernos a disposición telefónica o presencial de los profesores si los padres lo consideran oportuno.

En la terapia psicológica infantil se ponen todos los medios para trabajar juntos para recuperar o alcanzar el bienestar del hijo y la tranquilidad de la familia.
984FansMe gusta
1,390SeguidoresSeguir
1,842SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte
Contacta con la psicóloga infantil