“El Trastorno de Estado de Ánimo Disruptivo y No Regulado, que caracteriza a los niños “con irritabilidad persistente y frecuentes episodios de descontrol de conducta (rabietas), tres o más veces a la semana durante más de un año”.