psicologo adicciones
Nuevas adicciones: sin sustancia
27 agosto, 2017
terapia duelo madrid
Duelo: perder a un ser querido
7 septiembre, 2017
Mostrar todos
trastorno de personalidad

¿Qué son los trastornos de personalidad?

Cuando los profesionales de la salud mental nos referimos a los trastornos de personalidad hablamos de una tendencia marcada y sostenida en el tiempo; de un patrón de comportamiento, una manera de sentir, de comportarse o de entender la vida que se alejan de lo que la sociedad considera normal.

Este patrón inflexible suele iniciarse en la adolescencia o al principio de la edad adulta. Provoca un profundo malestar a la persona ya que le causa problemas en su vida personal, laboral y/o social. Digamos que tienen una forma de ser que se aleja de la normalidad y que le genera muchos problemas.

Los trastornos de personalidad se evalúan en función a distintos grados (leve, moderado o grave) y las personas que los padecen pueden tener etapas de remisión de los síntomas o donde no les afecten tanto aunque generalmente suelen tener pobres estrategias de afrontamiento y grandes dificultades para establecer relaciones sanas.

¿Por qué se desarrollan trastornos de personalidad?

Las causas de estos trastornos no están claras. Se habla de una combinación entre predisposición genética y causas ambientales. Los expertos coinciden en que tener familiares con estos antecedentes aumenta la probabilidad de que desarrolles algún tipo de trastorno. En cuanto a las causas ambientales se tienen en cuenta antecedentes de abusos, experiencias de angustia, negligencia en el cuidado o atención a los hijos, carencias emocionales, iniciación temprana al consumo de drogas o estrés durante la infancia.

Tipos de trastornos de personalidad

personalidadLos trastornos de personalidad se reúnen en tres grupos por tener características similares.

En este artículo vamos a centrarnos en el primer grupo.

Trastornos de la personalidad del grupo A

A los de este grupo también se les llama raros o excéntricos. Se caracterizan por un patrón constante de cognición (por ejemplo pensamientos generalizados de sospecha), un tipo de expresión anormal (su lenguaje nos resulta extraño, las palabras se entienden pero nos cuesta comprender lo que quiere decir) y relaciones no normales (por ejemplo patrones de aislamiento).

Trastorno paranoide de la personalidad

Se caracteriza por la desconfianza y suspicacia general desde el comienzo de la edad adulta. Hay gran reticencia a confiar en los demás por temor injustificado a que les vayan a hacer daño o engañar, lo que suele llevar al aislamiento. Se muestra hipersensible a las ofensas y alberga rencores durante mucho tiempo. Percibe ataques hacia su personas que no son aparentes para los demás y se muestra dispuesto a reaccionar a ellos.

Me engañan, me espían, me atacan. Me defiendo, me aíslo. No os necesito.

Trastorno esquizoide de la personalidad

Se caracteriza por el distanciamiento de las relaciones sociales y la falta de expresión emocional. Suele escoger actividades solitarias, tiene escaso o ningún interés en las experiencias sexuales con otras personas, ni desea ni disfruta de las relaciones personales incluso las familiares y muestra indiferencia tanto a la aprobación como a la crítica.

La gente no me aporta, son complicados. No encajo pero tampoco me interesa hacerlo.

Trastorno esquizotípico de la personalidadpersonalidad esquizoide

La persona manifiesta un importante déficit en las relaciones sociales e interpersonales en parte provocado por su comportamiento excéntrico, distorsiones cognitivas o perceptivas y una forma de comunicación extraña. Estos síntomas no llegan a cumplir los criterios de esquizofrenia pero sí tiene ilusiones que pueden confundirse con ideas delirantes.

En este trastorno aparecen creencias raras y un pensamiento mágico que no es coherente con las normas culturales. También tiene experiencias perceptivas inhabituales en forma de sensaciones corporales. Su lenguaje y pensamientos son muy metafóricos, vagos o sobreelaborados. Manifiesta suspicacia paranoide y un comportamiento excéntrico que le hace pasar por raro. La desconfianza en los demás y su conciencia sobre la dificultad que tiene en el ámbito afectivo y relacional se manifiestan en una ansiedad social excesiva que suele acrecentar sus temores paranoides.

Puedo sentir lo que piensan los demás de mí, tengo un sexto sentido que nadie tiene pero todos envidian. La gente no es buena.

Recordemos que a este grupo de trastornos de personalidad también se les llama los raros o excéntricos. Son personas con muchas dificultades para adaptarse y que sufren profundamente por sus temores, su pensamiento y forma de comunicarse extraña y la suspicacia constante hacia todo el que le rodea.

Estos trastornos requieren de ayuda profesional urgente y de un buen apoyo para las personas con las que convive. Es muy complicado convivir con personas que padecen estos trastornos por lo que la intervención temprana es fundamental para frenar el impacto de sus comportamientos extraños.

En EnMente contamos con el apoyo de psiquiatras expertos con los que coordinamos directamente. Consulta con tu psicólogo de confianza.

EnMente
EnMente
En EnMente nos preocupamos del bienestar emocional de nuestros pacientes intentando reducir el impacto de las dificultades emocionales y conductuales en su vida cotidiana. Conociendo las estrategias adecuadas ante la sintomatología particular de cada caso, fomentamos en la persona la capacidad de gestionar de manera más saludable su problemática actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =

//]]>